LAS AFP EN BOLIVIA DESAPARECEN

LAS AFP EN BOLIVIA DESAPARECEN

31 enero, 2018
|
0 Comments
|

AFP-BOLIVIA-DESAPARESE

Las AFP (Futuro de Bolivia y  BBVA Previsión) Desaparecen en Bolivia, cuales son las   Consecuencias

 

Las aún activas AFP (Futuro de Bolivia y BBVA Previsión) en Bolivia, desaparecen con la  creación de la Gestora Pública.

Debido la promulgación de la Ley de Pensiones 065, el 10 de diciembre de 2010, y con el respaldo del artículo 45 de la Constitución Política del Estado, que en el parágrafo II indica que la dirección y administración de la seguridad social, corresponde al Estado.

David Villarreal CEO de Planifica Consultores, hace un análisis de las consecuencias de la desaparición de las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) en Bolivia:

1.   La AFP son dos instituciones en competencia por la preferencia de los asegurados, Monopolio de la Gestora Pública.

Al existir sólo la Gestora Pública, los aportantes no tenemos otra opción y debemos quedarnos conformes con lo único que se tiene, perdiendo la posibilidad de comparar los servicios como era el caso de las AFP`s

La competencia siempre es buena, nos permite comparar atención, conocimiento y en el caso que analizamos, quién nos ofrece mejor rentabilidad.

Tanto se habló que el monopolio es malo e incluso se han sancionado a algunas empresas por este motivo.

2.    Centralización:

La administración, estará a cargo del estado. Si bien la Gestora Pública estará fiscalizada por el Organismo de Fiscalización, que a ciencia cierta no sabemos si realmente reemplazará a la actual Autoridad de Pensiones y Seguros (APS), o si solo es un cambio de nombre.

El Organismo de Fiscalización, tal como la actual APS, dependerá del Viceministerio de Pensiones y Servicios Financieros, que a su vez  depende del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Y la Gestora Pública depende del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Conclusión

No hay independencia porque todas las nuevas instituciones vinculadas a la Ley de Pensiones 065, dependen del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

La pregunta del millón:

¿Esto no los convierte en juez y parte?

3.    Desconfianza de la Gestora Pública:

Las AFP`s, tienen la mejor base de datos de las personas aportantes, para mí es la mejor base de datos que existe en el país.

Y genera mucha desconfianza que toda la información de las personas aportantes la maneje el estado.

En ella se tienen los nombres y apellidos del titular, fecha de nacimiento, dirección, teléfono, estado civil, dónde trabaja, cuánto es el ingreso mensual, etc., al igual que del cónyuge e hijos.

La duda es que con todo lo que estamos viviendo, y la gran cantidad de personas que podrán tener acceso a esa información, será que habrá un manejo responsable y confidencial?

4.    Inversiones

Y si de inversiones hablamos, les invito a leer el artículo 142 de la Ley de Pensiones 065, ya que en el se determinan los límites de inversión, sin embargo el último párrafo indica textualmente:

“Los Valores emitidos por el Tesoro General de la Nación o el Banco Central de Bolivia no estarán sujetos a los límites establecidos en la presente Ley y sus reglamentos.”

Esto representa un peligro porque no se ponen límites de inversión en estos dos casos. Con lo que el gobierno de turno, amparado en la Ley y sus reglamentos, tiene vía libre para hacer que la Gestora Pública pueda invertir en este tipo de valores, sin ningún límite y de manera discrecional.

En la hipótesis, que la Gestora Pública invierta, en valores del TGN y del BCB, un 70% de los fondos que administrará, sabían Uds. que la deuda interna se incrementaría en casi 10 mil quinientos millones de dólares?

Es importante poner un candado legal y determinar límites de inversión para éste tipo de valores. Porque se están poniendo en riesgo nuestros aportes, así como también la futura estabilidad como país.

5.    AFP y rentabilidad actual.

Para que una persona pueda jubilarse con el 70% del promedio de los totales ganados de los últimos 2 años, la rentabilidad que debería generar la inversión de sus aportes, no debería ser menor al 10%.

A la fecha (29/01/18), la rentabilidad nominal está por debajo del 3%.

No es duda suficiente y además razonable, sabiendo que las inversiones no alcanzarán el 10% de rentabilidad.

Que  con el 3% de rentabilidad, los aportantes no alcanzarán a jubilarse ni con el 35% del promedio de los totales ganados de los últimos 2 años?

6.   Creación de Entidad Pública de Seguros

Actualmente las AFP en Bolivia cumplen esta función, y lo hacen sin ningún problema, entonces para qué seguir creando instituciones.

Si lo que debe hacer es implementar procedimientos que permitan evitar más burocracia.

No veo necesaria la creación de la Entidad Pública de Seguros (artículo 182), para que se haga cargo del pago de las Pensiones de Invalidez y Muerte, sean éstas por riesgo común, profesional o laboral.

7.   Compra de un nuevo software

Estas son dos ventajas si la Gestora Pública, hubiera adquirido el software de una de las AFP:

a)       Mayor facilidad de transferencia, al momento de unificar información de todos los afiliados.

b)      Tener un sistema con más de 20 años de haber sido perfeccionado.

Si bien no hay sistema infalible, las posibilidades de errores no solamente se reducían a la mínima expresión, sino que en caso de que se den, su identificación y corrección hubieran sido más fáciles.

Lo cual veo como muy poco probable con un software nuevo que tiene que migrar información de softwares diferentes, que tienen ambas AFP.

Hasta ahora no logro entender cómo la Gestora Pública no ha comprado el software a una de las AFP.

Ha preferido invertir en hacer uno nuevo por el cual está pagando, según hicieron conocer, alrededor 38 millones de bolivianos.

8.  Incertidumbre y desconfianza:

La historia nos ha demostrado que el estado no ha sido, ni es, un buen administrador.

La burocracia, la ineficiencia y el control total, lastimosamente derivan en hechos de lentitud y corrupción.

Los dueños de los fondos administrados por las AFP en Bolivia y la Gestora Pública;  somos todos los aportantes al Sistema Integral de Pensiones.

Planifica, como consultora especializada en Seguridad Social en estos más de 16 años de trayectoria.

Ve con preocupación la desinformación e inclusive desinterés  de los aportantes, por la idea equivocada de pensar que el estado será el que deba pagar nuestra jubilación.

No queridos lectores, nuestra jubilación la pagamos nosotros, con nuestros propios aportes.

 

cropped-APROBADO-Icono-3D.png